Šibenik como punto de partida del paraíso náutico

Šibenik como punto de partida del paraíso náutico

En la cercanía inmediata de la ciudad de Šibenik, situada en la desembocadura del río Krka, se encuentra una multitud de islas, entre las que destacan por su tamaño Zlarin, Prvić, Kakan, Kaprije y Žirje. Amarrar en los paseos marítimos de los pueblos isleños y pasar el atardecer en sus callejuelas de piedra son ya de por sí experiencias especiales, y también lo son el baño y el descanso en sus numerosas calas, que proporcionan un contacto directo con la belleza del paisaje marítimo. Por todo ello, estas islas son la opción ideal para la primera o la última noche en el mar.


A su cercanía, belleza y resguardo de los elementos se suma además la oportunidad de descubrir las atracciones isleñas, como es el museo del inventor croata Faust Vrančić en Prvić Luka, uno de los museos más interesantes de todas las islas croatas.

Ivo Biočina

La partida de Šibenik también es una ocasión excelente para visitar una de las más frecuentadas zonas protegidas en Croacia, el Parque Nacional del Krka, motivo por el cual muchos navegantes eligen pasar su primera noche en la localidad de Skradin, a la entrada del Parque. La visita a las famosas cascadas que el río Krka crea antes de desembocar en el mar se emprende navegando por su impresionante cañón, y continúa a bordo del barco del Parque Nacional, que sale desde Skradin.

Zoran Jelača

La visita a las cascadas se puede combinar a la perfección con un paseo por Šibenik, la ciudad de origen croata más antigua de la costa, rodeada de cuatro fortificaciones y con un impresionante casco antiguo que incluye la catedral de Santiago, catalogada por la UNESCO.

espués de Šibenik la ruta suele llevar a los navegantes hacia las islas Kornati, otro Parque Nacional de una belleza irreal, en cuyo archipiélago puedes pasar buena parte de tus vacaciones. Las islas Kornati son un imán para los visitantes, y las numerosas calas con un mar cristalino resaltan el esplendor del paisaje. Si hace buen tiempo, recomendamos pasar la noche en alguna de las calas resguardadas del Parque Nacional. Los restaurantes locales han sabido reconocer las necesidades de los navegantes de modo que ofrecen un amarre seguro y una comida exquisita, parte esencial de la oferta náutica de Kornati.


Después de la estancia en Kornati toca volver a Šibenik, pero esta vez navegando por el paso marítimo de Proversa, donde tienes la opción de bordear el extremo septentrional de la isla de Veliki Kornat, junto a la isla de Žut, y entrar en unas aguas completamente nuevas. La vuelta es tan agradable como la ida porque en las islas delante de Šibenik puedes disfrutar de los placeres del mar y elegir el amarre que más te convenga. Si zarpas directamente rumbo a Šibenik, y si hace buen tiempo, recomendamos que aproveches para darte un baño junto al islote de Tetovišnjak mali, nueve millas al suroeste de la entrada al canal de Šibenik. El islote se caracteriza por unas playas bonitas en sus lados meridional y septentrional. Se trata de un agradable oasis en medio del mar, ideal para disfrutar, que compite con la popular cala de Tijaščica, como la pincelada final de la naturaleza en esta memorable ruta.

Zoran Jelača

Propuesta de ruta de siete días por el archipiélago de Šibenik:

  • DÍA 1: Šibenik – Skradin
  • DÍA 2: Skradin – Prvić o Zlarin o la cala de Potkućina (isla de Kakan)
  • DÍA 3: la cala de Potkućina – isla de Ravni Žakan – la cala de Lavsa (isla de Lavsa)
  • DÍA 4: la cala de Lavsa – Mali Rašip y Veliki Rašip / Mana / la cala de Lojena (isla de Levrnaka) – la cala de Strižnja (isla de Kornat)
  • DÍA 5: la cala de Strižnja – Parque Natural Telašćica – puerto ACI Marina Žut (isla de Žut)
  • DÍA 6: Luka Žut – Žutska Aba (isla de Žut) – Kaprije (isla de Kaprije)
  • DÍA 7: Kaprije – la cala de Remetić (isla de Kaprije) / la cala de Medoš (isla de Kaprije) / la cala de Tijašćica (isla de Tijat) – Šibenik