Descubra los secretos los más sabrosos de Istria y de Kvarner

Descubra los secretos los más sabrosos de Istria y de Kvarner

De una bahía hasta otra bahía: El Adriático de norte sirve de hogar a muchas variedades de vino

Durante su navegación por el Adriático y en busca del «Santo Grial» de la enología adriática, sin duda debería amarrar su barco en una de las bahías de la isla de Krk. La morfología diversificada de esta isla y el verdadero clima mediterráneo han favorecido el desarrollo de las culturas típica de aceitunas, de la vid, pero también la elevación de corderos, la pesca y todo lo que ofrece la vida insular.

 

La alta calidad de aceite de olivas y del queso son sin embargo un poco superadas por su majestad, la variedad única que se cultiva solamente en Krk - la žlahtina de Vrbnik. Sin ser de color dorado como las insignias reales, en la raíz de la palabra žlahtina está el significado de la palabra «noble». Su color suave y el sabor vivaz y su elegancia son las ventajas verdaderas de este vino único, por el que muchos «peregrinos» regresan cada año a Vrbnik, a que es interesante dar una visita por el mar, y de la cercana marina en Punat es fácilmente accesible por carretera.

 

Cerca de la isla de Krk, al mismo norte del Adriático, está la península de Istria, como el tesoro y el crisol de diferentes culturas, y el hospedaje de los habitantes de Istria, unido al deseo de ofrecer lo mejor a los viajantes, y sobre todo a los marineros, son legendarios. La posibilidad de navegar junto a la costa de Istria, poniéndose al mismo tiempo en el contacto con el interior, es ideal para los navegantes con el espíritu aventurero, mientras que a los que prefieren la serenidad, les gustará pasar el tiempo en una de las muchas marinas de la costa de Istria.

 

La Istria blanca, gris y roja son las regiones de la más grande península croata y es precisamente a la composición del suelo a que los vinos de Istria deben su buqué.

Ivo Biočina

En la Istria roja se encuentra la mayoría de las viñas y, aunque recientemente se cultivan también las variedades extranjeras, lo que quiere degustar son sin duda la malvasia y el moscatel, si hablamos de los vinos blancos, y el terrano y la borgonja, si se habla de los vinos tintos.

Mientras que la malvasia seduce con su aroma refrescante y su color amarillo dorado, el terrano puede jactarse de su color rubí y los aromas de frutas. Lo mejor de Istria es esta riqueza de detalles, resultado de tres diferentes terruños, que se traduce en los sabores de cada de las subregiones.

 

La Istria de oeste, en los alrededores de Poreč y de Umag, se destaca por su tradición de viticultura centenaria, con la mejor malvasia, que a veces da los vinos sobremadurados. Si está buscando algo más raro, le aconsejamos de degustar los vinos de licor de moscatel, de borgonja o de malvasia.

Ivo Biočina

No importa si ha amarrado su barco en Umag, Vrsar, Rovinj, Pula o Pomer, todos los caminos llevan al interior de Istria, sobre todo hasta las pequeñas localidades rurales cerca de Motovun, conocido por su festival de cine y las trufas, o Grožnjan, donde a menudo las calles son llenas de artistas.

Ivo Biočina

Lo que destaca la navegación en estas aguas es la posibilidad de enriquecer su estancia en el Adriático con una experiencia en tierra firme y de pasar al menos una noche en uno de los hoteles de lujo, donde a su mesa llegará toda una serie de colores, olores y sabores, ofreciéndole lo mejor de la Istria.