Cueva azul - reino de la foca monje del Mediterráneo

Cueva azul - reino de la foca monje del Mediterráneo

En alta mar frente a Komiža, a cuatro millas náuticas de distancia, se encuentra la isla de Biševo que, gracias al a Cueva azul, es uno de los símbolos de nuestro mar entre los celebrtitys del turismo náutico adriático. Las visitas guiadas a borde de los barcos autorizados son posibles solamente desde la bahía vecina Mezoporat, donde los navegantes pueden amarrar su barco en la zona costera o en una boya, pero también puede anclar su barco.

 

La cueva puede visitarse solamente si hace buen tiempo, mientras que aún las olas las más pequeñas cierran la entrada. Los colores los más lindos se destacan alrededor del mediodía, pero uno debe tener en cuenta que otros también quieren visitar este azul hipnotizador en el mismo tiempo.

En la parte meridional de la isla se encuentra la Cueva de oso, que ofrece un ambiente más íntimo, que es probablemente el motivo por el cual las focas monjes del Mediterráneo la habían elegido como su refugio. La profunda cueva oscura, que se estrecha hacia el fin, y que se acaba con una playa de los guijarros bonitos ciertamente vale la pena de ser visitada (no se olvide tomar una lámpara consigo).

Aleksandar Gospić

Porat, antes el puerto principal de la isla, es la tercera faz de esta isla lejana. La mar turquesa, la playa de arena en la sombra del sol, según ciertos criterios entre siete playas las más bonitas del mundo, las tabernas locales donde puede saborear los mejores calamares del Adriático, sin duda valdrán la pena de las millas náuticas recorridas.