Brač – una isla que le seducirá con sus encantos dálmatas

Brač – una isla que le seducirá con sus encantos dálmatas

Las costas septentrionales alrededor de la isla de Brač son un oasis de náutica que los navegantes todavía están descubriendo poco a poco en los últimos años. Todavía son pocos los navegantes que dirijan su proa hacia esta parte de la isla, y los otros, seducidos por los destinos tales como Hvar, Vis y Modra špilja, se privan de todo lo que ofrecen las costas discretas de la isla de Brač. El motivo es que esta isla es percibida casi como un destino de tierra firme, porque en dos lugares está liada con la tierra firme por dos líneas de transbordador pero precisamente por haber sido esquivado por una (más grande) parte de los navegantes, la isla de Brač ha conservado su encanto dálmata que en ciertos lugares ya no existe.

 

El único motivo justificado para esquivar esta parte del Adriatico son los vientos fuertes del cuarto y del primer cuadrante, porque en estas condiciones climáticas las costas de la isla de Brač no ofrecen u refugio seguro, por lo que uno debe enterarse del pronóstico antes de zarpar hasta este destino. Además, junto con pequeñas ciudades simpáticas, los muesos auténticos, los senderos temáticos bien concebidos y las delicias gastronómicas, esta parte pintoresca de la isla ofrece a los visitantes lo más valioso que tenga - una experiencia espontanea local.

 

Sutivan es una localidad especial que como si se haya desbordado alrededor del pequeño puerto que en general es ocupado por los barcos de los locales, y encontrar un atracadero junto con el rompeolas es igual a ganar en la lotería. Sutivan es un lugar con las casas en forma de torres y verdaderos pequeños palacios, con su Alameda de palmas y el parque municipal centenario, las catacumbas y muchas otras curiosidades de lo que el mejor testigo es el sendero didáctico «Pjesma na moru» («Canción del mar»).

 

El espíritu de Sutivan, como sus habitantes suelen llamarlo, es más destacado que el paisaje hermoso de este localidad, y lo mejor representado por el nombre, la creatividad y la energía del festival «Vanka regule» («Fuera de las reglas»). Hoy en día Sutivan cuenta con uno de los mejores hoteles de Croacia, que se ha adaptado muy bien al centro de la localidad, por lo que su encanto es aún más pronunciado.

Ivo Biočina

Aunque un puerto pequeño se encuentra en la localidad cercana de Podmirice, dada la escasez de los atracaderos seguros, una mejor opción es acercarse por tierra. Cabe destacar el primer Museo de aceite en la isla, entonces la localidad de Mirca, como el hogar de la olivicultura y conocerla a través el sendero de peatones «Caminos de aceituna».

Supetar es unido a la ciudad de Split por varias líneas de transbordador y siendo el puerto principal de la isla, es caracterizado por la muchedumbre y un ritmo urbano. Como un destino de náutica acaba de ser reconocido, gracias al aumento del número de los atracaderos comerciales, que actualmente es 30.

Dalmatia as it once was

El mejor método para conocer las bellezas «tangibles» de esta ciudad es la ruta temática «Un día con Rendić». Ivan Rendić es el primer escultor moderno croata, quien ha dejado a su ciudad muchos monumentos que merecen ser visitados, y después de todo esto, finalizar esta historia de Supetar a través la gastronomía, la cultura y el modo de vivir de este lugar, gracias a otra historia temática, «Dolcevita».

 

Brač es también muy famoso por su piedra y la cantería y si opta por amarrar su barco en las localidades costeras de la isla, podrá visitar los talleres de cantería y las tiendas situadas en el interior, que todavía siguen guardando esta arte en la isla.

La siguiente perla de este joyero de Brač es la localidad de Splitska, y a los navegantes se les recomienda de visitarla. Puede encontrar un atracadero seguro en el puerto mismo de esta pequeña localidad armoniosa, que cuenta con las casas de piedra y un bosque de pinos exuberante, y cuando soplan los vientos de norte, una excelente alternativa de anclaje es la bahía vecina de Zastup. Aquí está el castillo familiar, gracias al que Splitska se defendió contra los ataques de los piratas del mar.

A solamente dos kilómetros de Splitska está la localidad de Škrip, que está escondido en el interior de la isla. Es la localidad la más antigua y la más auténtica de la isla de Brač, donde se encuentra uno de los museos los más especiales - el Museo de la isla de Brač.

También debería visitar la cantera romana Rasohe, de donde se extraía la piedra para la construcción del palacio de Diocleciano, que está en la lista de la UNESCO como la parte del patrimonio mundial.

Nina Škunca

La localidad de Postira es la localidad la más «pesquera» de la isla, cuyo símbolo es la fábrica de conservas de pescado, junto con la «Mala noćna regata» (La «Pequeña regata nocturna»).

Esta regata particular, que tiene lugar a los mediados de agosto es «propulsada» por el viento nocturno local gažul, mientras que se oye Una pequeña tonada nocturna de Mozart, acompañando este acontecimiento.

 

Los navegantes tienen a su disposición unos veinte nuevos atracaderos y se planifica aumentar su número La localidad de Postira nació como el puerto del cercano Dol, un lugar que, además de su apariencia autentica, atrae con su gastronomía y sus vinos.