Alquiler de barcos en Croacia

Alquiler de barcos en Croacia

Visitantes de todo el mundo vienen al Adriático croata y para muchos de ellos el alquiler de algún tipo de embarcación de recreo es una elección natural. El tipo de barco alquilado depende de una serie de factores, como el número de personas, el presupuesto, la duración del viaje y el itinerario, pero independientemente de las preferencias, aquí te espera una excelente y variada oferta de embarcaciones que te permitirán disfrutar plenamente de las aguas croatas. Con numerosas agencias del sector y una amplia gama de opciones, la diferencia básica entre unos alquileres y otros es la tripulación.

 

Las embarcaciones sin tripulación suelen ser aquellas de menos de 15 metros de eslora, alquiladas por clientes acostumbrados al mar, que exploran los rincones más bellos de Croacia empleando sus propios conocimientos y experiencia. Pero también alquilan embarcaciones sin tripulación personas sin experiencia de mar, que contratan a profesionales que les permitan disfrutar de la navegación y de los placeres de la vida a bordo. Los tripulantes más frecuentes suelen ser el patrón y el auxiliar de navegación, encargados de dirigir el barco y ocuparse del mantenimiento. Se trata de excelentes guías que adaptarán la navegación a los deseos que puedas tener, aportándole un toque especial.

Ivo Biočina

En el caso de embarcaciones tripuladas se entiende que es una tripulación profesional la que maneja el barco, y lo característico de este tipo de alquiler es el alto nivel del servicio prestado: desde tándems sencillos de dos personas hasta tripulaciones numerosas para yates grandes. La calidad de la tripulación condiciona la calidad de tus vacaciones en el mar, y eso se nota más en un chárter náutico. Los yates con tripulación croata, además de cumplir los estándares profesionales de la industria, poseen un dominio inigualable de la zona de navegación y conocen a las personas empleadas en muchos de los servicios usados por los barcos. Se trata de un factor que subirá al máximo la calidad de tu estancia en el yate.

Las embarcaciones sin tripulación se clasifican en veleros, catamaranes y barcos a motor ―todos ellos proporcionando el mismo nivel de placer a la hora de disfrutar del mar―, y el tipo de barco finalmente elegido dependerá de tus preferencias. Los veleros son las embarcaciones más frecuentes en la oferta de las agencias de chárter náutico croatas, de modo que la gama es increíblemente amplia y de calidad. Desde las embarcaciones pequeñas y asequibles para cuatro personas, hasta los veleros más grandes y más modernos, en Croacia encontrarás todo lo que puedas imaginar en la actividad náutica.


El número de catamaranes a tu disposición es inferior al de los veleros, pero la oferta sigue siendo excelente. La creciente presencia de este tipo de embarcaciones en todo el mundo es patente, así que también en Croacia su número está en aumento, siendo la mayoría de ellas nueva. Los catamaranes se caracterizan por la amplitud de espacio, la estabilidad y cierto parecido con casas de vacaciones. Por eso en ellos una vida “marítima“ de varias familias o de un numero grande de amigos no sólo es posible, sino también bastante confortable. Los catamaranes son especialmente populares entre los que por primera vez alquilan un barco, y pueden admitir hasta doce personas.

 

A diferencia de los catamaranes, las pequeñas embarcaciones a motor suelen ser  la opción predilecta de clientes que tienen experiencia en el manejo de las mismas y en las peculiaridades de su uso. Debido a la velocidad de la navegación, éstas permiten recorrer destinos alejados en un tiempo relativamente corto. Explorar Croacia en un barco a motor te permite conocer los lugares más recónditos y los más populares, logrando así una combinación de visitas a impresionantes rincones naturales y de diversión nocturna, sin limitaciones impuestas por la distancia.

 

Las embarcaciones tripuladas se dividen en yates y en embarcaciones de alquiler que están al margen de los estándares establecidos para los yates. La única limitación aquí es el presupuesto del que el cliente dispone en Croacia. Estamos hablando de las embarcaciones más lujosas para el recreo marítimo, y es frecuente que los yates más grandes del mundo, mientras están en régimen de chárter náutico, visiten las aguas croatas. La mayoría de las embarcaciones que Croacia ofrece en este segmento son las de entre 20 y 50 metros de eslora. El principal criterio de su clasificación, según la demanda de los clientes, es el número de camarotes, que oscila entre tres y el máximo de seis. La mayoría de estos yates ofrece un nivel de servicio muy alto y estos “hoteles navegantes“ se ven a menudo en las aguas croatas.

 

Por otro lado, las embarcaciones destinadas a alquiler que por sus características no entran en la definición de yate, como goletas y minicruceros, pueden ofrecer al cliente un servicio parecido o idéntico. Croacia se está convirtiendo en uno de los líderes europeos precisamente en este segmento, ya que la relación de calidad-precio beneficia al cliente. 
 

Mario Jelavić

Además de los tipos de embarcaciones descritas, existe toda una serie de barcos que se alquilan según la demanda, como lanchas para excursiones de un día, barcos para buceadores o veleros para participación en regatas. Independientemente del tipo de embarcación que te interese, lo seguro es que en el mar croata encontrarás algo a tu gusto, para disfrutar explorando este singular archipiélago europeo.