Los animales que no somos autorizados tocar

¡Mírame, pero no me toques!

La llegada de los días soleados no gusta solamente a nosotros, la gente, sino también a las serpientes, porque entonces salen de sus refugios buscando la comida y las parejas. Gracias al clima suave en Croacia, hay muchas serpientes. De quince especies de serpientes conocidas que viven en Croacia, las doce son inocuas y las tres son tóxicas (víbora cornuda, víbora común europea, víbora de Orsini). Se reconocen por su patrón dorsal característico, por el cuerpo corto y robusto, la cabeza ancha y las pupilas verticales.

 

Aunque no es posible encontrar a las serpientes tan a menudo como se suele creer, para una estancia en naturaleza despreocupada, ponga los pantalones largos y los zapatos altos.

 

Si una serpiente le muerde, debe quedarse calmo, inmovilizar la zona de mordida y lo antes posible consultar a un médico o llamar el número 112 y pedir ayuda.

Si va descalzo por la naturaleza o si pone sus manos en diferentes lugares, debe cuidarse de la araña la más venenosa europea – viuda negra europea, reconocible por su cuerpo negro y manchas de color rojizo en su espalda.

Le gustan los lugares escondidos y abandonados y puede encontrarla en jardines, en paredes de los patios, por debajo de piedras, en matorrales, en sótanos.

Construye su telaraña cerca del suelo, por lo que sus víctimas suele ser la gente que las pisa por accidente. Su mordida no es dolorosa y a menudo uno no se percibe de ella, pero los síntomas aparecen pronto (enrojecimiento, sarpullido, dolor en los nidos linfáticos los más cercanos, convulsiones de muslos, sudor, respiración rápida, náuseas) y en este caso debe consultar a un médico lo antes posible.

Pequeño pero peligroso, es la descripción justa de la garrapata - un animal minúsculo que en primavera lleva mucho trabajo a los médicos.

La garrapata se comporta como un parásito que se alimenta de sangre humana y animal y puede trasmitir las enfermedades contagiosas, ciertas de ellas siendo letales. Aunque exista un gran número de garrapatas, en Croacia la más representada es la garrapata común, que puede contagiar a toda la gente que suele pasar unos ratos en la naturaleza. Las garrapatas infectadas por los virus o las bacterias suelen encontrarse en el oeste y el noroeste de Croacia.

 

Para evitarlas, vista varias capas de prendas, evite pasar por los arbustos y la vegetación rasa, y tras regresar a su casa es muy importante inspeccionarse con cuidado. Sus víctimas también suelen ser las mascotas, a que deben aplicarse antiparasitario externo, y si encuentra a una garrapata en su piel o en la piel de su mascota, intente retirarla con suavidad con unas pinzas, aplicando los movimientos circulares o consulte a un médico.

 

En cuanto a las amenazas del aire, destacamos la avispa y el avispón. Estos insectos de color negro-amarillo construyen sus nidos en arboles huecos o en lugares abandonados, y si los encuentra, aléjese lo más pronto posible porque defienden sus nidos con agresividad. Los provoca el correr, el vaivén de las manos, pero también reaccionan al olor de sudor y a los colores vivos. Las picaduras pueden provocar las reacciones alérgicas, con un resultado letal, y sobre todo son peligrosas las picaduras en la cabeza y en el cuello, por lo que las victimas de sus picaduras deben ser llevadas a un médico sin demora.

 

Dado que el verano y las alegrías de mar a veces pueden llevar consigo unas experiencias desagradables, si disfruta del baño o de la pesca, debe cuidarse de los equinoideos, de las anémonas, de las medusas y de ciertas peces.

Mientras que está entrando al mar, tenga cuidado en las aguas profundas porque puede pisar un «erizo», como suele llamarse el equinoideo. Su picadura no es peligrosa, pero es desagradable porque causa dolor y enrojecimiento.

Después de ser picado, utilice unas pinzas y una solución de vinagre para retirar las púas y desinfecte la herida para evitar la apariencia de bacterias. Si no ha logrado retirar todas las púas, consulte a un médico quien le ayudará e impedirá la inflamación en el lugar de picadura.

En las aguas profundas también acechaban las medusas y las anémonas que cazan con tentáculos concnidoblastos, llenos de veneno, y al entrar en contacto con estas animales, sentirá el dolor, aparecerá el enrojecimiento, el sarpullido, el hinchazón.

El lugar de picadura primero debe lavarse con agua de mar, entonces con el vinagre, desinfectar y retirar los tentáculos con ayuda de unas pinzas.

Los amadores de las profundidades marinas pueden encontrar unas peces peligrosas que tienen púas toxicas en sus aletas, en los opérculos branquiales y su mordedura es venenosa, como las Trachinidae (pez escorpión, araña, salvariego y pez víbora), las escorpeniformes (escorpena, rascacio, escórpora), las rajiformes (raya águila, raya de río) y las peces anguiliformes (morena). Su veneno es muy fuerte y causa dolor grande (puede provocar la arritmia cardíaca, la respiración difícil y el mareo) pero es termolábil.

Entre las peces con una mordedura venenosa la más conocida es la morena. Después de su mordedura aparecen diferentes sintamos (enrojecimiento, hinchazón, dolor, calambres, respiración difícil) y a menudo la víctima debe consultar a un médico.

Por eso lo mejor sería poner la parte del cuerpo herida en el agua muy caliente, retirar las púas toxicas, desinfectar la herida, cubrirla con una gasa estéril y consultar a un médico lo más pronto posible.

 

No se olvide, ¡los animales atacan cuando tienen miedo y cuando se defienden, por lo que uno no debe perturbarlos, sino seguir adelante!