Malvasia de Dubrovnik

Malvasia de Dubrovnik

La tradición de cultivo de la malvasia de Dubrovnik en el interior de Dubrovnik remonta a más de seis siglos al pasado, y hoy en día sirve para la producción de los vinos secos y refrescantes, pero también el prošek dulce y fuerte.

 

Aunque su nombre croata indica que su origen es en los alrededores de Dubrovnik, la apreciada malvasia de Dubrovnik no es una variedad autóctona croata sino se supone que su origen es griego, de donde se extendió en Italia, España y Croacia, y hoy en día podemos encontrarla en todos los países mediterráneos donde se cultiva la vid. Ha ganado la popularidad con los nombres malvasia di Lipari,malvasia di Sardegna, malvasia di Sitges o greco di Gerace, pero muchos la consideran como una variedad autóctona porque en nuestras regiones se cultiva desde hace unos seiscientos años. Al año 1424 remontan los documentos de República de Ragusa que prohibían la venta del vino llamado malvasia de Dubrovnik por un precio más elevado que el precio previsto por las disposiciones legislativas de la República.

 

La mayoría de las plantaciones y de los viticultores que producen el vino de esta variedad blanca se encuentra en Konavle, donde generalmente se cultivan en Konavosko polje. Como para muchas de las variedades menos productivas, en un momento la malvasia de Dubrovnik estaba en peligro de extinción, pero los vinicultores comprometidos la han revitalizado y se presta más atención a su cultivo. Puesto que la malvasia de Dubrovnik es una variedad sensible y generalmente da pocos frutos tardíos, por los motivos climatológicos su cultivo es recomendado en el territorio de la Dalmacia central y meridional. Los granos dulces de esa variedad de uvas dan un vino fuerte pero de mucha calidad, por lo que la malvasia de Dubrovnik hoy en día sirve para la producción del vino seco hasta el prošek dulce, que es una verdadera especialidad dálmata. Dado que los vinos producidos de esta variedad son fuertes pero también refrescantes, se sirven con los platos de pescado de mar y de río pero también con los platos de carne.