Lika - Karlovac

Lika - Karlovac

Además de la conocida patata de Lika, producto autóctono con denominación de origen, en esta región disfrutará del tradicional asado de cordero, cocinado bajo una campana metálica cubierta de ascuas, de fiambres de caza curados, del queso škripavac y de la deliciosa miel del monte Velebit. Aguardientes de ciruela y de pera, así como el licor de arándanos, son bebidas alcohólicas típicas de la tierra. Entre los frutos de bosque abundan arándanos y frambuesas.

La región de naturaleza intacta y de una gastronomía autóctona redescubierta

Lika es una de las regiones menos pobladas de Europa, por cuyo paisaje virgen transcurre la autopista que comunica las partes continentales de Croacia con las localidades costeras del Adriático. Quizás el entorno más bello y el panorama más espectacular de las carreteras europeas y también un paraíso gastronómico poco explorado, donde la cocina tradicional se basa en ingredientes saludables y en antiguas recetas autóctonas.

 

Esta región presume de una unión singular entre el mar y el continente que, tan cercanos el uno al otro, nos ofrecen una gran selección de pescado de agua salada y agua dulce, destacando la trucha, emblema gastronómico de estas tierras. El potencial de dicha unión es enorme, no sólo en el sentido gastronómico, sino en el sentido turístico en general. Aquí la cocina tradicional nos revela su nexo fuerte con la naturaleza, basándose en frutos del bosque y delicias de río.

 

Lika es igualmente atractiva en todas las épocas del año. En verano es una región agradablemente fresca, en invierno presume de un ambiente nevado singular, en el cual los locales, especialmente en zonas montañosas de difícil acceso, a veces se ven aislados del mundo por las grandes nevadas. Estas condiciones naturales han marcado también el desarrollo de una cultura gastronómica especial, adaptada a las diferentes temporadas del año, e incluso a vaivenes extremos del clima.

 

Visto que Lika está al lado de Gorski kotar, las influencias gastronómicas de las dos regiones se mezclan continuamente. Al igual que Gorski kotar, Lika es una zona de larga tradición de caza, de modo que este tipo de carnes aparece a menudo en los menús de la cocina local. La forma más frecuente de preparar la carne de conejo, corzo o jabalí es insertarle tiras de panceta, dejarla marinar unos días, añadir especias y cocinarla a fuego lento para servirla con albóndigas de pan. Durante la estancia en Lika hay que probar sin falta los diferentes tipos de miel, tanto la de las flores del campo como la del bosque, producidos por excelentes apicultores expertos en el arte de elegir las mejores ubicaciones para sus colmenas. En cuanto a los dulces en el menú de Lika, a muchos les encantarán los más sencillos, elaborados a base de unos pocos ingredientes conocidos, como por ejemplo los buñuelos de Lika; un tipo de pasta con levadura, frita brevemente y servida con el más fino azúcar glas. Los amantes de los licores caseros no perderán la oportunidad de catar el aguardiente de ciruela de Lika, preparado según las recetas tradicionales, motivo de orgullo especial para los anfitriones locales.

 

La gente de Lika es especialmente hospitalaria y no dudará en compartir con el visitante todo lo que tiene a su alcance, desde los deliciosos embutidos hasta la polenta con leche fermentada.

 

Desde que los moteros europeos se han lanzado al descubrimiento de los encantos de las regiones menos conocidas, el paisaje atractivo y la cocina autóctona de Lika cada vez atraen más a estos tipos duros y aventureros, que buscan el hedonismo en lo inexplorado.

Cocina

de Regiones

Croatia Feeds