La pasta istriana y su compañia variada

La pasta istriana y su compañia variada

Por el camino, partiendo desde las regiones italianas hacía Istria, poco a poco cambiaban los nombres y formas adecuadas de la pasta, para convertirse al final en figuras adecuadas gastronómicas aútenticas de Istria. Los amantes de la comida italiana se podrían confundir con el nombre de la lasaña istriana. En realidad, no se trata de las hojas de pasta más grandes que se colocan una sobre otra con la salsa entre las dos, sino solo de los macarrones anchos. Su forma simple los hace más aplicables en las comidas variadas, incluyendo los nidos moldeables para las trufas blancas.

 

La pasta más famosa istriana es fuži, los pequeños pedazos de pasta enrollados en tubitos. De harina, huevos, sal y agua se amasa la masa delicada, se estira con el rodillo, formando una hoja delgada y cortándola en cuadritos de tamaño cuatro veces por cuatro centímetros. Solo queda doblar dos finales contrarios hacia el centro y apretar para que se peguen.

 

Fuži también tienen una aplicación amplia, pero en mayoria de los casos son los anfitriones para los žgvacet – los gulash fenomenales istrianos, es decir para los pedazos de carne en la salsa espesa. El žgvacet de pollo es muy extendido y popular y luego le sigue uno de clases variadas de la carne silvestre.

 

En Svetvinčent y sus alrededores la pasta favorita es de forma del husillo conocida como pljukanci. Los pedazos de jamón y espárragos silvestres, la salsa de chorrizos o de las plataneras, hacen la compañía perfecta para pljukanci. Esa pasta fenomenal basta espolvearla con un buen queso rallado, especialmente si proviene del pueblo cercano Šikuti. Ahí se puede encontrar al queso fuerte que se encuentra raramente- se elabora del queso de oveja mezclado con la leche de cabra.

Maja Danica Pečanić

La pasta hecha a mano se valora en Istria, también toda una serie de oficios ha llegado a ser respetado entre los amantes de buena pasta.