Viška, forska y komiška pogača

Viška, forska y komiška pogača

Komiška pogača (Empanada de Komiža)

Komiška pogača es un plato salado aromático que debe su nombre a una pequeña localidad de la isla de Vis, la encantadora Komiža al pie del monte de Hum. Dado que se trata de una localidad con una larga tradición pesquera, no sorprende el hecho de que la comida autóctona de la localidad contenga el pescado salado, que se prepara en nuestras aldeas pesqueras desde el antaño. La conocida forma de conservar el pescado no solo hace posible preservar todos los nutrientes del pescado fresco, sino que también le da la fuerza y el toque especial a este plato.

 

Komiška pogača generalmente se corta en cuadrados, y por su rico relleno es jugosa y es una excelente merienda o hasta un plato principal. La base de la komiška pogača es la masa leudada que adentro esconde una combinación de cebolla, tomates frescos o pelados, pescado salado como anchoas o sardinas, condimentos y alcaparras opcionales. El relleno se prepara primero rehogando la cebolla en aceite de oliva hasta que ablande, luego se le añade el tomate fresco o pelado troceado. La espesa salsa roja se tiene que enfriar antes de añadirle el pescado cortado fino. La masa se estira y se divide en una parte más grande y otra más pequeña y se coloca sobre la fuente donde se horneará la empanada. Luego se añade el relleno de tomate, cebolla y pescado y se tapa con la parte más pequeña de la masa estirada. Sobre la tapa y los bordes se empapan de aceite oliva, y luego komiška pogača se hornea hasta que la masa se dore. Todo el proceso de preparación dura tan solo una hora.

 

Komiška pogača conquista con la combinación de los tomates dulces y ácidos y los trozos salados del pescado, y es más rica cuando se prepara con ingredientes caseros y autóctonos. Dado que se trata de un plato salado, se combina estupendamente con vinos tintos o hasta con cerveza y un pedazo de la komiška pogača potente le refrescará después de un largo día al sol, o después de divagar por la estrechas callejuelas de este pueblo isleño.

 

 

Viška pogača (Empanada de Vis)

La ciudad de Vis, en el antaño conocida como Issa, es la primera ciudad fundada en la isla de Vis en el remoto año 397 antes de Cristo. Esta ciudad isleña fue fundada por los conquistadores griegos que trajeron consigo sus comidas típicas que inspiraron la creación de la viška pogača, empanada de Vis. Dado que en los humildes hogares de los pescadores y sus familias por siglos se usaban los ingredientes accesibles, se creaban comidas sencillas como la famosa viška pogača que usa pocos ingredientes.

 

Se trata de otra comida tradicional dálmata que se preparaba para la merienda, y dado que es saciante, se podía comer también como un rápido almuerzo o como una liviana cena. Por su rápida preparación de masa leudada y relleno, sigue siendo una popular comida isleña hasta hoy en día, y es el antecedente a la vecina komiška pogača. Se distingue de ella por su relleno y por la forma de cortarla, dado que la de Vis se corta en triángulos, y en su interior esconde la combinación de anchoas o sardinas troceadas, cebolla rehogada, condimentos y alcaparras opcionales. A diferencia da la empanada de Komiža, la de Vis no contiene tomates, pero también se hace de masa leudada que la convierte en un plato exquisito.

 

La conocida rivalidad entre las localidades de Vis y Komiža hizo que los locales de Komiža cambiaran la empanada de Vis añadiéndole tomates, mientras que la empanada de Vis no cambió mucho a través de los siglos. Al querer refrescar un poco la receta tradicional, a veces los isleños le añadían varias hierbas aromáticas mediterráneas u otros tipos de pescado como el atún.

 

La preparación de esta empanada no es completa sin aceite de oliva que le da un aroma especial. El aceite de oliva se usa no solo en la preparación del relleno, sino también en el horneado de la empanada, porque se esparce sobre la tapa de la masa que cubre el relleno. Luego los bordes se empapan de aceite para que no se quemen antes de que el interior esté cocinado.

 

Una vez lista, esta empanada le hará olvidarse de todas las historias sobre la rivalidad y disfrutar de los sabores originales de la isla.

 

 

Forska pogača (Empanada de Hvar)

La empanada de Hvar es la tercera comida salada que formaba base de la alimentación isleña. Los habitantes de Hvar y Vis destacan que existen tres hermanas- tres empanadas dálmatas, hombro a hombro, que con su sabor siguen deleitando y alimentando a pescadores, a sus familias, y a sus huéspedes.

 

La más sencilla es la de Vis, que se rellena con cebolla rehogada y pescado salado como sardinas o anchoas. La sigue la de Komiža, que le añade salsa de tomate, mientras que la de Hvar es la más rica, porque además contiene queso de oveja o cabra. Las tres empanadas se preparan con un poco de levadura, y cuando no la había los isleños metían en la masa un pedazo de pan o de empanada vieja. A pesar de ser muy parecidas, por sus distintos rellenos conquistan a los amantes de pescado salado y de productos caseros.

 

La masa para la empanada de Hvar se prepara con la harina semiblanca, sal, agua tibia, un poco de levadura fresca, un poco de azúcar y aceite de oliva. La levadura se disuelve en agua tibia y se deja reposar antes de mezclarla con la harina a la que se añadió sal y azúcar. Al agregar aceite de oliva y agua tibia se amasa por quince minutos y luego se deja reposar una hora. Mientras la masa se eleva, se prepara el relleno de sardinas saladas, cebolla rehogada, ajo y perejil picados, aceitunas deshuesadas y alcaparras. Todos los ingredientes para el relleno se sofríen rápidamente antes de colocarlos sobre la masa.

 

La masa se divide en dos partes iguales que se estiran en forma circular gruesa. La primera capa se coloca sobre la fuente calentada y enharinada, luego se cubre con relleno al que se añaden lonchas de queso o el queso se puede rallar. Sobre esa base se coloca la tapa, los bordes se juntan y se doblan hacia arriba para que el relleno no se escurra durante la cocción.

 

Antes de ponerla al horno hay que dejar la empanada en un lugar cálido por diez minutos y luego rociar la tapa con agua mezclada con un poco de aceite de oliva. La empanada de Hvar se cocina al horno alrededor de cuarenta minutos y se sirve caliente, con vino de la casa.