Dalmacia - Šibenik

Dalmacia - Šibenik

El queso madurado en odres de piel de cordero y el jamón de Drniš, acompañados de una copa del vino tinto Babić de Primošten, no son más que el comienzo de la fiesta de sabores en Šibenik. Cautivarán sus sentidos la sardina, el atún fresco, el chorizo de Skradin, la popular soparnik, una tarta de aceitunas, higos y aceite de oliva, así como los postres elaborados a base de higos secos, jínjoles y almendras.

Monumento gastronómico

El paisaje de la región de Šibenik suele equipararse a un monumento natural en cuyo seno el hombre hubiera creado excepcionales monumentos culturales que figuran entre lo mejor del patrimonio mundial, como la catedral de Šibenik, obra maestra de Juraj Dalmatinac. La zona que se extiende desde el desfiladero, las cascadas y la desembocadura del río Krka hasta las islas Kornati es hogar de los más bonitos y cuidadosamente conservados parques nacionales de Croacia. Si hay que elegir un solo lugar donde conocer y vivir la magia del paisaje croata, uno acertará con Skradin, localidad bajo las cascadas del Krka, donde el agua dulce se mezcla con la del mar Adriático. Aquí los místicos vienen a meditar sobre la fuerza de la naturaleza y las personas más ricas a buscar un amarre recóndito para su barco, como lleva años haciendo Bill Gates.

 

La gastronomía de esta tierra es igual de cautivadora. Une algunas de las costumbres más antiguas no sólo de esta zona sino de la dieta humana en general, con platos que son parte de los menús más codiciados de los restaurantes internacionales de lujo. Aquí todavía se puede encontrar queso en bolsas de cuero de oveja, el llamado mišni sir —hito de los comienzos del arte culinario consistente en leche cuajada de forma natural en sacos de cuero de oveja—, u ostras salvajes de las que se disfruta hoy de la misma manera que hace cien mil años: sacándolas del mar, abriéndolas y comiéndose el molusco de un bocado, con un suspiro de placer. El pescado al grill, preparado de una forma sencilla pero exacta, se prepara en los restaurantes que también ofrecen el arroz a la manera de Skradin, que cual un rito de alquimia, requiere 12 horas de elaboración, durante las cuales las fibras de la carne se deshacen para convertirse en una nueva sustancia gastronómica.

Cocina

de Regiones

Croatia Feeds