La isla de Brač

La isla de Brač

La isla más alta y más grande de Dalmacia, Brač, cuenta con muy buena conexión por ferry con Split, y tienta a sus visitantes con la diversidad y la tranquilidad de sus costas en contraste con la dureza del paisaje en el interior de la isla. Antiguamente era una isla de agricultores, ganaderos, pescaderos y canteros, hoy está orientada al turismo, pero no olvida ni renuncia a su tradición.

El símbolo turístico más conocido de Brač es sin duda la playa de Zlatni rat en Bol. Pero toda la isla está llena de preciosas playas (Banj, Bili rat, Lovrečina, Gumonca, Likva, Bunta, Mala Lozna, Lovrečina, Murvica, Luke) y calas, y el mar cristalino, la exquisita oferta gastronómica y la hospitalidad de los vecinos le imprime una marca única, por lo que cada año recibe más y más visitas. Brač es perfecto para el descanso familiar, pero los amantes de la adrenalina y la fiesta también tienen su lugar. El interior de la isla ofrece otra dimensión: una rica herencia cultural e histórica.

Los amantes de windsurf pueden disfrutar en Bol, Supetar y Povljima. Los ciclistas tienen a su elección varias rutas a través del precioso paisaje, y los que están en mejor condición física pueden subir hasta Vidova Gora, desde donde se extiende una increíble vista a Bol y a la playa de Zlatni Rat. La vida nocturna en Brač tiene mucho que ofrecer, sobre todo en Supetar.