Family affair víticola

Family affair víticola

Negro + rojo = plavac

Si está de camino a Split, tendrá la oportunidad de sumergirse, no sólo en las aguas que la rodean, sino también en las aromas de vino de esta región, conocida por los sabores específicos de los vinos de las variedades autóctonas. En cualquier caso, debe esperarse obtener más que imaginaba, porque va a zambullirse en una verdadera family affair enológica.

 

Además de que la elaboración del vino de la entera región es más o menos un asunto familiar, que le dará la oportunidad de conocer a varias generaciones de viticultores y sentir la hospitalidad genuina de las familias que se dedican a esta actividad, también descubrirá la historia enológica croata la más interesante.

Mario Alajbeg / TZ Kaštela

El triángulo familiar, es decir la triada genética de las variedades rojas cuyo origen genético se ha determinado durante siglos, gracias a las exploraciones genéticas, llevó hasta la localidad de Kašteli, cerca de Split, como el lugar de origen de la variedad crljenak.

Esta variedad tiene sus primos, conocidos en el mundo entero, y son el zinfandel, el italiano primitivo y la krtošija de Montenegro, y es precisamente la variedad crljenak que ha sido reconocida como su «hermano mayor» y la variedad originariamente dálmata, de la que había comenzado todo, y del cruce de ésta y de la variedad dobričić de la isla cercana de Šolta, resultó el vino el más conocido de Dalmacia - plavac mali.

Si quiere conocer las aromas de la crljenak, puede visitar la ciudad Trogir, que forma parte del patrimonio mundial de la UNESCO, y que, con sus tres marinas es, desde hace décadas, el puerto amado y adorado del jet set internacional, o quizás la marina equipada en Kašteli o la ciudad de Split, como el centro náutico y administrativo de Dalmacia.

Mario Alajbeg / TZ Kaštela

Al principio del mes de mayo en Kašteli se celebra la crljenak, en forma del festival que incluye los alimentos típicos de primavera, como es el haba, cuando gracias a los mejores chefs, estos ingredientes populares se convierten en unos platos exquisitos.

Si ha probado la crljenak en su forma original, sería lastimo no probar la dobričić también. Como una joya vitícola de la Dalmacia central, es la variedad autóctona del vino tinto de la isla de Šolta, que los últimos años está en pleno auge. Es famosa por su color intenso y por la astringencia apta para las mezclas dálmatas de más y más populares y en el pasado se utilizaba para tintar otros vinos y para fortalecer su «carácter».

Beep Pictures / Matija Prajo / TZ Šolta

Si quiere visitar los viticultores que cultivan esta variedad, proponemos que amarre su barco en Stomorska, Rogač o Maslinicia, donde también podrá alquilar un modo de transporte hacia el interior de la isla.

Si ya ha probado la crljenak y la dobričić, sería ideal que en proximidad degusta las aromas de sus descendientes. La Puerta de Split es el punto de contacto entre las islas Brač y Šolta, y tiene la posición ideal para el cultivo de las mejores variedades originarias de Croacia. Si quiere visitar las bodegas del interior de la isla, le aconsejamos de amarrar su barco en la parte oeste, en Bobovišća o en Milna, y los expertos en vinos percibirán una diferencia sutil entre la aroma del vino de la parte oeste de la isla y del vino de la parte meridional de la isla, que cuenta con posiciones “muy soleadas”.

 

Para conocer la historia enológica de Brač hasta su fin, le aconsejamos de dirigirse hacia Bol. No para visitar su playa más conocida Zlatni rat, sino por sus cuestas meridionales y las plantaciones de viña, la mayoría siendo las variedades blancas, a sólo unos cientos de metros de la mar.

Aleksandar Gospić

Es su posición, como la de la localidad Murvica, que le da sus aromas intensas, pero también la suavidad floral - este tono mítico dálmata que sin duda va perfectamente con las especialidades de pescados. El vitalac (tipo de plato de tripas) de Brač es una de las conocidas delicias con el vino plavac de Brač, de sabor complejo, pero de «carácter suave», para unas memorias de larga duración, con un after-taste marcado.

Los viticultores de esta isla están al corriente de la manía internacional de los vinos rosados y por eso no dude en pedir un vaso de rosé local, porque, perfumado y suave, es un seductor ideal para la tarde temprana o para el atardecer.