Krka

Parque Nacional

Krka

El Parque Nacional engloba la mayor parte del curso de este precioso río, que además de espectacular naturaleza, cuenta con numerosos monumentos culturales e históricos. Entre ellos destaca sobre todo el monasterio de los franciscanos en la islita de Visovac, que se encuentra como si fuese una joya del paisaje en un lago que forma parte del río. En el monasterio se puede visitar una galería de arte y también la iglesia que data del siglo XIV.

En el cañón, en la parte superior del curso del río se encuentra el interesante monasterio ortodoxo Krka, junto con varias edificaciones antiguas suspendidas en las rocas sobre el agua. A los visitantes les atraen también los antiguos molinos transformados en pequeños museos etnográfico, en los que se puede apreciar cómo se molía el trigo en la antigüedad. Nos los enseñan los guías en trajes regionales, para el deleite de los niños, visitantes habituales de este parque.

Pero la atracción principal del Parque Nacional Krka son sus siete cascadas. La cascada Roski slap es la más ancha y la cascada Skradinski buk es la más grande y la más conocida.