El Mediterraneo, tal como era
Buscar
 

Kvarner

Kvarner
Kvarner es la zona que por su diversidad, tanto del clima como de vegetación, la unión de zonas costeras, islas y montañas, arqueología y cultura, desde hace más de 160 años desarrolla activamente el turismo.

Aquí pasaban los inviernos y los veranos los miembros de la dinastía de los Habsburgo, y es la razón por la que esta zona se convirtió en un lugar de turismo de lujo, especialmente la ciudad de Opatija, que en el año 1844 fue dotada de su primera casa de verano, la Villa Angiolina. El hotel Kvarner, el primero en la costa este del Adriático abrió sus puertas en marzo de 1884. Ya en el año 1885 Mali Lošinj recibió a su primer turista. Era el conocido médico austriaco el doctor Conrad Clar, que trajo aquí a su hijo enfermo. El niño se curó y el prestigio de Lošinj como un destino de turismo de salud incrementó. Mientras que Francisco José se enamoró de Opatija, su hermano José eligió la ciudad de Crikvenica y la ciudad se dotó de su primer balneario en el año 1888 y poco después abrió el primer hotel.

Los primeros habitantes de la zona de Kvarner fueron el pueblo de los Liburnos, un pueblo con un gran prestigio e importantes rutas comerciales. Sin embargo la influencia más importante de esta zona la ejercieron los marineros griegos y romanos. Sobre la excepcional influencia romana hoy día son testigos numerosas huellas culturales y monumentos históricos. La estela de Baška, que data del año 1100, es el máximo exponente de la historia de los croatas en este área.

Es uno de los monumentos más valiosos de la temprana escritura croata. La estela se ha encontrado en la iglesia de Santa Lucía en Jurandvoru cerca de Baška en la isla de Krk a mediados del siglo XIX. La escritura pertenece al periodo transitorio de la glagolitica redonda a la glagolitica angular.


Las ciudades de Kvarner


Rijeka
La imagen turística de la ciudad de Rijeka, la tercera ciudad más grande de Croacia, está marcada por su posición geográfica. Es el sitio donde un viajero que está de paso, ya sea por carretera o ferrocarril, se encuentra por primera vez con el mar. Los accesos a Rijeka son muy atractivos tanto desde el oeste, como desde el este. Sin embargo la vista más atractiva de la ciudad se puede apreciar llegando en barco. Se trata del puerto croata más importante y un gran centro industrial. Numerosos atractivos naturales y culturales, el clima mediterráneo y la cercanía tanto al mar, como a la montaña incrementan su atractivo como destino túristico. Rijeka puede presumir también de numerosos lugares de interés histórico.

La visita turística a la ciudad tradicionalmente empieza en la plaza, Trg Riječke Rezolucije, que se encuentra en la esquina sudoeste de la ciudad antigua. Domina sobre la plaza el frontal barroco de la Iglesia, antes de los agustinos y ahora de los dominicos, de San Jerónimo. Ha sido construida como parte del monasterio de los agustinos por parte de los nobles de la ciudad. En el centro de la plaza se encuentra una columna de piedra en la que ondea la bandera de la ciudad, la llamada stenderac, con la imagen en relieve de San Vid, el protector de la ciudad de Rijeka, que tiene en la mano una miniatura de la ciudad. La columna se levantó en el siglo XVI en señal de agradecimiento por parte del zar austriaco a los ciudadanos por ayudarle en la batalla contra los venecianos.

Otro monumento importante de la ciudad es el edificio de la Radio de Rijeka, construido en el año 1848 como el lugar de reunión de la élite de la ciudad. Este edificio ha sido el centro de la vida cultural y política croata en la ciudad. Hoy día es la Sala de Lecturas con una sala de exposiciones, Mali Salon, mientras que en la primera planta se encuentra la estación de radio. La sala de exposición que tiene vistas a la plaza, es el lugar donde en el año 1906 se ha llevado a cabo la Resolución de Rijeka, acontecimiento significativo que ha bautizado la plaza.

Se aconseja a los turistas visitar también la subida al Kalvario, el camposanto de Kozala, la Iglesia de Uznesenja Blažene Djevice Marije, el castillo de Trsat, los muros de la ciudad, el ayuntamiento barroco que fue también una refinería de azúcar, la iglesia de los capuchinos Lurdska Gospa y la Casa Turca.

Opatija
Opatija se encuentra en las faldas de la montaña y el parque natural de Učka y es una excelente elección para el descanso tanto en verano como en el invierno. Magnífica naturaleza, parques, antiguas villas austrohúngaras, paseos y playas, todo esto la convierte en un elegante destino turístico que tiene la tradición turística más larga de Croacia. La mayoría de los edificios se han construido en el paso del siglo XIX al siglo XX y hasta hoy mantiene un equilibrio perfecto con la naturaleza. Toda Opatija es un gran escenario lleno de lujosas villas y numerosos hoteles ubicados en la misma orilla del mar y junto al principal paseo de la ciudad. Pasear por el es como estar en el paraíso y el templado clima ayuda con esta sensación. De los monumentos destacados hay que visitar la iglesia de San Jacobo, levantada probablemente alrededor del año 1420. Hoy día quedan muy pocos restos de esta primera Opatija. En el año 1506 el abad Simón ha construido o reconstruido la Iglesia, testimonio de ello es la inscripción que se encuentra encima del pórtico y a finales del siglo XVIII ha sido reformada desde los cimientos. En los años 30 del siglo XX esta iglesia se ha agrandado. En ella se guarda la réplica del relieve de la Piedad del famoso escultor croata Ivan Meštrović.

Es interesante también la fuente de Helios y Selena que se encuentra en el hermoso parque frente al Hotel Imperial, muy cerca de la iglesia de San Jacobo. La fuente representa el Sol y la Luna, personificados en las figuras de hermanos mitológicos. Siguiendo el ejemplo del Hollywoodiense Paseo de la Fama, en Opatija también existe un paseo con estrellas de mármol dedicadas a las personas que con su labor destacada han promocionado a Croacia. Se trata de logros deportivos, científicos y artísticos, entre otros.

La gran iglesia de Anunciación de la Virgen María es una de las partes más bellas del panorama de Opatija. Es imponente y con su belleza exterior adorna a la ciudad.

En la Villa Angiolina, la villa más antigua y puede ser que la más bonita de la ciudad, se encuentra desde el año 2007 el Museo del Turismo.

Opatija es bien conocida por su paseo Lungomare de 12 km de longitud a lo largo de la costa. Se empezó a cuidar y arreglar en el año 1885 y se ha unido con la ciudad de Lovran en el año 1911.


La Riviera de Opatija


Ičići
Ičići es una ciudad costera pintoresca, íntima y se encuentra en la parte más bonita de Kvarner, donde las suaves faldas de la montaña de Učka bajan hasta el mar. La ciudad ha crecido junto a las bellas y muy conocidas Opatija y Lovran. La gran playa que se encuentra en el centro justo de la ciudad tiene la bandera azul que garantiza la calidad del agua del mar.

Lovran
Lovran es un lugar con una historia larga y rica y centenaria tradición turística. Su nombre se debe a la planta de laurel que crece en abundancia en los bosquecillos perennes del pueblo y alrededores. Lovran ha conservado el núcleo histórico urbano que data de la Edad Media. Buen clima, exuberante vegetación mediterránea y una buena ubicación geográfica han permitido un fuerte desarrollo del turismo ya en el paso del siglo XIX al siglo XX, cuando se han construido numerosas villas y casas de verano.

Mošćenička Draga
En la ciudad de Mošćenička Draga a 15 km de Opatija se encuentra una de las playas rocosas más bonitas del Adriático. La ciudad vive del turismo y hay que destacar su carácter hospitalario.

Matulji
Matulji, conocido también como "La puerta de Kvarner", empezó un repentino desarrollo en el año 1873 cuando llegó el primer tren desde Viena a la nueva estación de ferrocarril. La ciudad es el nexo de unión entre Kvarner y las montañas, y por ello los visitantes pueden disfrutar de noches frescas, pero también del ciclismo o de la montaña, mientras que la playa más cercana se encuentra a menos de 2 km de distancia.

Crikvenica
Toda la ciudad de Crikvenica es en realidad una Riviera con una serie de pueblos urbanizados prácticamente conectados unos con otros: Selce, Crikvenica, Dramalj y Jadranovo. Se encuentra a 35 km de Rijeka. Los siglos de gobierno austriaco y húngaro han dejado una huella visible, "mitteleuropea", que podemos notar sobre todo en la arquitectura hotelera. Crikvenica atrae con su aire de exclusividad, que enseguida invoca imágenes de cabezas coronadas, alta nobleza y lujo. Pero también atrae por sus preciosas playas, mar limpio, vegetación abundante y aire limpio. De sus lugares de interés podemos mencionar los 15 km de su paseo, “Senda Romana” y el Museo de la Ciudad.

Selce
El pueblo cercano a Crikvenica, se encuentra en una cala pintoresca, bastante urbanizada pero con la arquitectura característica de un pequeño lugar de veraneo costero. El clima suave permite una estancia agradable en todas las estaciones del año por lo que el pueblo es conocido también como balneario. El pueblo ha conseguido mantener la forma de un pequeño pueblecito mediterráneo, mientras que el cinturón costero que le rodea está lleno de playas de arena.

Dramalj
Por su acceso a la playa y numerosos contenidos deportivos y de ocio, Dramalj es un lugar excelente para pasar unas vacaciones familiares y también para los amantes del descanso activo. Tampoco es un desconocido para los amantes del naturismo, por eso una parte de la playa prácticamente virgen, está destinada a ellos. Su lugar también pueden encontrar los bañistas que desean un poco de paz y tranquilidad, pero también los surferos, los amantes de la vela, esquí en el agua y demás amantes de la velocidad y movimiento.

Jadranovo
Jadranovo es un pueblo turístico muy atractivo, y adecuado si se busca un descanso tranquilo o se quiere disfrutar de un entorno privilegiado, con una naturaleza intacta, numerosas calas y románticas y aisladas playas naturales. El paseo marítimo está muy bien cuidado y los senderos a través del bosque son perfectos para paseos tranquilos o recreativos.

Novi Vinodolski
Durante la Edad Media la ciudad era el centro de operaciones de los condes Frankopan, en el fértil valle de Vinodol, Vallis Vinearia, y fue ahí donde se elaboró en el año 1288 el Código de Vinodol, uno de los documentos croatas medievales más importantes en materia de derecho consuetudinario.

Es característica en Novi Vinodolski la arquitectura costera de paredes blancas y tejados rojos que en la parte antigua de la ciudad están por encima del nivel del mar al igual que la Iglesia y la torre que están en una colina, y así sobrepasan la silueta de la ciudad.

La ciudad y sus alrededores están libres de polución industrial, por lo que sus bosques son muy indicados para turismo de caza. Las instalaciones deportivas y de ocio, el mar cristalino y numerosos eventos culturales de los que se pueden mencionar el Carnaval de Verano Internacional, ofrecen unas vacaciones inolvidables.

Senj
Es una de las ciudades más antiguas del Adriático norte. Se ha fundado en la época preromana. Se le menciona en las obras de geográfos e historiadores griegos y romanos. Su nombre proviene del nombre de Senia o Sen, lo que en la lengua iliria significa pueblo antiguo. El Senj de hoy día sigue teniendo la forma de una ciudad medieval.

Es una ciudad de historia, obispado, glagolítica, imprenta y poesía. El fuerte viento que lo azota, bora, es el primer habitante de la ciudad. La ciudad está protegida por la fortaleza de Nehaj, que tiene partes construidas sobre los cimientos de la capilla de San Jorge, el protector de la ciudad. Se ha construido en el año 1558 bajo la atenta mirada del general de la Frontera Militar Ivan Lenković y es la fortaleza más grande del Adriático. La torre Nehaj y los valientes Uskoci son los símbolos de la lucha para la libertad y la resistencia frente a los gobiernos extranjeros. La historia de la ciudad de Senj, el uso de glagolítica en el obispado y los literatos de Senj han contribuido en gran medida a la historia de Croacia, al lenguaje literario croata y en general a la nación croata. En esta ciudad se lleva a cabo el carnaval de verano más grande y más antiguo del Adriático. Se caracteriza por su larga tradición. A través de máscaras y la sátira se representan los problemas cotidianos de los habitantes de Senj.

Kastav
La antigua ciudad de Kastav está levantada en una colina alta sobre Kvarner. Se dice que ninguna ciudad de esta zona tiene la tradición o la identidad como la que tiene la ciudad de Kastav que ha sido a lo largo de la historia el centro administrativo, económico y cultural de Istria y Primorje.


Atracciones naturales de Kvarner


1. La isla de Cres
La isla de Cres estaba habitada ya a principios de la Edad de Piedra. La continuidad de la vida en la isla ha dejado una rica herencia histórica y cultural: desde los restos liburnos, restos de ciudades romanas, capillas paleocristianas repartidas por la isla, monasterios y restos de la época veneciana hasta los monumentos actuales.

En el pueblecito de Beli se encuentra el Centro de Conservación Caput Insulae, cuya principal función es cuidar y mantener la población del buitre de cabeza blanca que está en peligro de extinción. En el refugio se recuperan los buitres heridos, exhaustos, envenenados o jóvenes que en sus primeros vuelos caen al mar. El Centro de Conservación ha abierto también dos comederos en los que se proporcionan hasta 100 t de comida al año para los buitres.

En la isla de Cres nos encontramos con la ciudad de Lubenice, una pequeña ciudad medieval de piedra que tiene más de 4000 años de historia ininterrumpida. La fortaleza que se encuentra en lo alto de un gran risco de 378 m de altitud, es el diamante de la arquitectura rural croata. Esta ciudad pequeña es conocida también por sus Noches Musicales de Verano en los que participan importantes interpretes de música clásica.

2. Los delfines de Kvarner
Se sabe que los delfines habitan donde el mar está limpio, y así es en los alrededores de Cres y Lošinj, donde habitan alrededor de 120 delfines. El proyecto "Los delfines del Adriático" se ha iniciado en el año 1987 y desde entonces investigan y protegen a esta especie. Desde el año 1993 se celebra el Día del Delfín cada primer sábado en agosto en Veli Lošinj.

3. Las aguas de Lošinj
Las aguas de Lošinj son conocidas desde hace mucho como un lugar perfecto para bucear. Las profundidades marinas guardan numerosos tesoros entre los que se encuentran barcos hundidos de la antigüedad. Se encuentran en varias localizaciones, junto a las islas de Susak, Unija y Ilovik. En el año 1999 se encontró en estas aguas en una profundidad de 45 m la estatua en bronce de época romana del atleta griego Apoksimen. En el mundo existen sólo siete estatuas conservadas del atleta griego Apoksimen. La estatua, que tiene más de 2000 años de antigüedad, se ha sacado de las profundidades marinas y se está restaurando cuidadosamente. En cuanto recupere su olvidado esplendor, Apoksimen será expuesto permanentemente en el palacio Kvarner en Mali Lošinj. En honor a este importantísimo descubrimiento arqueológico, los habitantes de Lošinj organizan los Días de Apoksimen en los que se preparan actuaciones y se resalta la importancia de su descubrimiento como parte del patrimonio cultural.

4. Košljun en la isla de Krk
Košljun es un destino para excursionistas que visitan la isla de Krk. La historia de esta islita se remonta a la época anterior al cristianismo. La importancia histórica de Košljun aumenta a lo largo de los siglos y se manifiesta con la construcción de una abadía benedictina a lo largo del siglo XI. En la isla existe un museo con una importante colección de objetos de los marineros y agricultores, trajes regionales de la isla, y para los niños es especialmente interesante la colección zoológica y la biblioteca.

5. La cueva Biserujka en la isla de Krk
La existencia de esta cueva, ubicada cerca de Rudin y de la Slivanska cala, se conoce desde hace más de 100 años. En la cueva se han encontrado restos de oso con una antigüedad de más de 16.000 años. Tiene una longitud de alrededor de 110 m y con esta grandeza el interior de la cueva maravilla a cualquier visitante. Se encuentra iluminada y los senderos y pasadizos son accesibles para todo el mundo.

6. El bosque Dundo en la isla de Rab
El bosque más grande se encuentra en la superficie de la península Kolifront y una parte especial del bosque se llama Dundo o Dundovo. En el año 1949 esta parte del bosque se ha declarado una reserva especial de vegetación boscosa. Es prácticamente un ejemplo único de bosque conservado en el área del Mediterráneo y es el bosque más significativo de la isla de Rab.

7. El paseo Carmen Sylve en Opatija
El paseo, terminado el año 1901 atraviesa la zona que se encuentra encima de la ciudad de Opatija, un bosque de laurel y castaño, muy rico en espárragos salvajes.

8. Kuntrep, la isla de Krk
En el año 1969 ha sido declarado reserva ornitológica, y se extiende en una superficie de más de 1000 ha en la zona de Baška. Es el hábitat del buitre de cabeza blanca y se pueden ver también al águila culebrera, halcón gris, cormorán marítimo, búho chico, alcaraván y muchos otros.

9. El paseo "Sendero de los Delfines" en Mali Lošinj
La isla de Lošinj está llena de paseos, y uno de los más conocidos es la nueva red de paseos que reciben el nombre de "Sendero de los Delfines", que rodea la zona sur de la isla. El sendero ha recibido el nombre porque desde él se pueden divisar a menudo los delfines que constituyen una de las mayores atracciones de la isla de Lošinj y de sus aguas en las que se encuentra la reserva natural de delfines.

10. La fosa Vrtare Male en Dramlje
La fosa Vrtare Male tiene una profundidad de alrededor de 30 m. En ella se han encontrado raras especies de cangrejo subterráneo y de gamba, totalmente blancas y sin ojos. La fosa es un monumento natural protegido.


Oficina de Turismo regional de Primorje y Gorski Kotar
www.kvarner.hr
 
 

Cookie policy

In order to provide you the best experience of our site, and to make the site work properly, this site saves on your computer a small amount of information (cookies). By using the site www.croatia.hr, you agree to the use of cookies. By blocking cookies, you can still browse the site, but some of its functionality will not be available to you.

What is a cookie?

A cookie is information stored on your computer by the website you visit. Cookies allow the website to display information that is tailored to your needs. They usually store your settings and preferences for the website, such as preferred language, e-mail address or password. Later, when you re-open the same website, the browser sends back cookies that belong to this site.

Also, they make it possible for us to measure the number of visitors and sources of traffic on our website, and as a result, we are able to improve the performance of our site.

All the information collected by the cookies, is accumulated and stays anonymous. This information allows us to monitor the effectiveness of the websites and is not shared with any other parties.

All this information can be saved only if you enable it - websites cannot get access to the information that you have not given them, and they cannot access other data on your computer.

Disabling cookies

By turning off cookies, you decide whether you want to allow the storage of cookies on your computer. Cookies settings can be controlled and configurated in your web browser. If you disable cookies, you will not be able to use some of the functionality on our website.

More about cookies can be found here:

HTTP cookie
Cookies